La importancia de la Mediación; diferente a la Conciliación

Hace algunos meses visité Bolivia, específicamente Cochabamba y al estar haciendo un poco de investigación acerca del tema de los métodos alternos de gestión de conflicto en ese país, además de darme cuenta que Cochabamba es la única cuidad donde existe un centro de “mediación” tienen un concepto de mediación/ conciliación un tanto confuso, es decir, los mediadores concilian, de alguna forma esto puede ocurrir pero no siempre y es importante saber discernir y no creer que se habla de lo mismo. Dando capacitaciones, noté,  que los participantes en las evaluaciones de diagnóstico suelen equiparar los términos, al pretender decir conciliar cuando quieren decir mediar, situación que debe profesionalizarse, empero para eso es el entrenamiento, para salir justo clarificado y es por eso que hoy escribo al respecto.

Una cultura de la paz implica el aprendizaje de nuevas técnicas de resolución de conflictos que permitan enfrentar la realidad del conflicto mismo dentro de parámetros de respeto mutuo, duelo, diálogo constante, conciencia de transformación con equidad y tolerancia y supone además, una clara renuncia al uso de la fuerza de la imposición y de la violencia.

Los mecanismos alternos de solución de conflictos son procedimientos que permiten evitar el uso de procedimientos judiciales, impositivos, complicados  y evitan que un problema crezca antes de que se haga necesaria sanciones contempladas en leyes o reglamentos que a su vez pueden ser tergiversadas e interpretadas de formas convenientes para las partes, además de solo por mencionar la corrupción y el mal hacer de muchos servidores públicos. Al resolver los conflictos mediante este tipo de mecanismos no hay ganador ni perdedor porque las personas involucradas en el conflicto trabajan juntas en la construcción de un acuerdo con el que ambas están conformes, es decir, que sean ellas mismas las que al final deciden la solución, el mediador los guía y apoya para generar ese espacio.

La construcción de la comunicación entre los mediados se hace posible por la intervención de un tercero neutral llamado: mediador que es distinto del conciliador, ambos son parte de los Métodos Alternos de Solución de Conflictos  y se emplean en distintas circunstancias, tienen objetivos distintos según el conflicto a intervenir.

En la conciliación hablamos de que el tercero neutral incide directamente en la solución mientras que en la mediación esto no ocurre, en esta última el mediador solo apoya a la comunicación dejando que los interesados aborden sus propias soluciones.

La confianza y el poder juegan en diferente proporción en cada una de las formas que proponen los MASC.

La confianza permea sobre el tercero neutral, el mismo proceso que permite generar apertura en los participantes y el compromiso de cumplir los acuerdos.

Mientras que el poder es una cuestión que recuperan las partes para elegir en que proceso quieren dirimir su controversia ya que a través de esta libre elección construía o se someterá a un resultado.

Hablar de Mediación es aclarar que genera participación de los involucrados, un esfuerzo de ellos mismos para gestionar sus diferencias que pueden ser vecinales, condóminos, familiares, viales, escolares y por supuesto, comunitarios.

La capacitación en materia de Mediación es de vital uso en los facilitadores/conciliadores para aplicarla en amplios sectores sociales, es decir, un conciliador debe estar entrenado para mediar y conciliar, no debemos confundir. Se tiene evidencia mundial de que esté método puede mejorar las relaciones de los integrantes de una comunidad y puede favorecer el crecimiento de la autoestima, el empoderamiento como bien mencionamos anteriormente. Incluso existe una corriente que es la “mediación transformativa” su precursor Joseph Folger, quien afirma que tiene por objeto enfatizar en re vincular o sanar la relación existente con los participantes. Es utilizada por muchos mediadores para gestionar conflictos familiares o aquellos donde los lazos son fuertes.

La mediación fomenta la responsabilidad de las personas entendiéndola como la “habilidad” de “responder” ante el conflicto que ha co-creado.  Las personas se encargan por primera vez de gestionar con una participación activa sus controversias. Asimismo, se genera el desarrollo de habilidades comunicacionales, además, los convierte en promotores de la cultura de la paz los cual es posible que lleve a todos los ámbitos de su vida: el personal, familiar, social, profesional,  generando que la relaciones en su alrededor mejoren y favorezca a una comunidad armoniosa.

La importancia de que se tiene que emplear la mediación de forma previa a la conciliación es justo la posibilidad de que las partes involucradas en el conflicto caigan en una “conciencia” de responsabilidad y que nadie más que ellos mismos son los expertos en su conflicto, saben e intuyen (quizá) las necesidades de la otra parte y de esta forma desarrollen la capacidad de generar y  construir las mejores opciones de solución que ellos mismos sean capaces de sostener  y  realizar. El  protagonismo de dar soluciones ellos mismos (y no un tercero)  le da poder a su compromiso de solución que él mismo creó. No obstante, sabemos que la conciliación es eficaz, sin embargo, esta debe de usarse una vez que se haya agotado el proceso de mediación ya que de conciliar inmediatamente solo por dirimir estadísticas estamos dejando de lado una de las bondades de la justicia alternativa que es la re- educación en temas de Paz, Tolerancia, Solidaridad, Respeto, etc.

Con la Mediación también existe economía y eficacia judicial a la par que la conciliación.

El facilitador debe ser competente para en una misma sesión evaluar si concilia o media, para utilizar el método que sea efectivo según las necesidades de los participantes, pues los conflictos no existen sin el ser humano que está detrás dándole vida, es por eso que  en los MASC existen varias opciones  y la mediación es sustancial para echar mano de ella aplicando todas las bondades que ésta ofrece.

Fuente: http://modumlegal.mx/

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *